jueves, 28 de febrero de 2008

Descompuesta


La couvee, 1977. Roland Topor (París, 1938-1997)


Destripada desde adentro y ni una sóla carrera en las medias. Secretos de señorita, miriñaque mezquino de retortijones y rubor feu sauvage. Hay un no se qué qué se yo en esos ojos ahuma-dos que quisiera conocer y... zas! se te abren las tripas y te derramas en femenino singular.
Ayer, cuando te sorbías los mocos pensando en que se te había escapado la vida escaleras abajo... tenías motivos.
Aujourd´hui, vuelves a coserte el vientre y te muerdes los carrillos viendo florecer las petunias.

2 comentarios:

luK.a dijo...

¿hay vida antes de la muerte?

;-)

brillante Bár.

das Ganze dijo...

Vivan los cultivos saprófitos, viva el espaguetti delgado y blancuzco, tenia del humus, cadáver-planta carnívora - pues cuando se agoste dará buena candela, pira funeraria de ley.